Día Internacional del Cáncer de Ovario. Nota de prensa.

Os compartimos la nota de prensa que se ha emitido con motivo del Día Internacional del Cáncer de Ovario.

El tratamiento con Radioterpia Esterotáxica fraccionada (SBRT) en mujeres con cáncer de ovario puede mejorar el control de la enfermedad oligo-metastásica.

SEOR afirma que este tratamiento puede considerarse en dichas pacientes con el objetivo de mejorar el control local.

La Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) ha asegurado que el tratamiento de radioterapia esterotáxiaca fraccionada (SBRT) consigue muy alto control local en las lesiones tratadas en pacientes oligometastásicas. El colectivo científico realiza esta afirmación en el marco del Día Mundial de este tipo de tumor y valiéndose de estudios publicados muy recientemente que lo abordan. Así lo expresa además la doctora Sofía Córdoba Largo, responsable de SEOR en el grupo que se ocupa de cáncer ginecológico y médico especialista del Hospital Puerta de Hierro de Madrid.

Para dar a conocer estos datos, la doctora Córdoba alude a la experiencia del Grupo de Milán. La mejora en control local a 2 y 5 años “permitiría, potencialmente, retrasar el tratamiento con quimioterapia hasta nueva progresión y con ello mejorar la calidad de vida de nuestras pacientes”.

En un análisis profundo de la relación de la radioterapia con el cáncer de ovario, la oncóloga radioterápica señala en primer lugar que este tumor es además la neoplasia ginecológica más frecuente tras el cáncer de mama. Especifica, además que la radioterapia generalmente en combinación con un tratamiento sistémico en las pacientes con enfermedad avanzada, es muy eficaz como tratamiento de metástasis sintomáticas (enfermedad metastásica que causa dolor, o sangrado).
Hay pocos ensayos homogéneos o estudios prospectivos que evalúen el lugar de la irradiación. La mayoría de los datos, puntualiza la doctora Córdoba, provienen de series retrospectivas, a menudo heterogéneas y pequeñas. El desafío, a su juicio, es “determinar los casos seleccionados que se beneficiarán de la radioterapia”. Los beneficios potenciales del tratamiento “deben sopesarse cuidadosamente contra los riesgos, particularmente para las pacientes que son derivadas después de múltiples operaciones y ciclos de quimioterapia”.
La doctora Córdoba, por último, ha aludido al hecho de que en plena pandemia mundial ha coincidido con el día internacional de la prevención del cáncer de cérvix (26 de marzo). “La radioterapia, y en especial la braquiterapia, es en este caso un pilar fundamental del tratamiento de esta entidad. Y a pesar de la situación de pandemia, hemos realizado un esfuerzo añadido en todos nuestros servicios para asegurar el adecuado tratamiento de nuestras pacientes con cáncer de cérvix”.

 

 

DESCARGAR NOTA DE PRENSA EN PDF

Entradas relacionadas