Entrevista Experto Día Mundial Cáncer de Colon : Dra Isabel Rodríguez Coordinadora Alianza

Dra. Isabel Rodríguez

FEA Oncología Radioterápica Hospital Universitario La Paz

Madrid

 

  • ¿cuál es la situación actual de los pacientes con cáncer colorrectal?

Teniendo en cuenta que se trata de una enfermedad que en sus fases iniciales presenta escasos o nulos síntomas, es un tumor que no suele causar ninguna molestia, de ahí la importancia de realizar acciones preventivas en personas sin síntomas. La tasa de curación de un cáncer colorrectal en estadio precoz es mayor del 90%. Sin embargo, la mayoría de los pacientes ya sintomáticos presentan la enfermedad en estadios avanzados, requiriendo múltiples tratamientos con el objetivo de controlar la enfermedad. La incidencia en España en 2015 ha sido de 41.411 casos/nuevos/año, lo que supone unos 956 diagnósticos nuevos cada semana y 135 casos/día.

 

  • En los países industrializados se ha incrementado la incidencia de cáncer de colon en los últimos años. ¿A qué se debe este fenómeno?

El cáncer colorrectal tiene una gran incidencia en los países desarrollados, la tendencia es que siga aumentando en gran medida debido a la influencia de factores de riesgo. En España es el tumor maligno más frecuente si consideramos ambos sexos, por encima del pulmón y la mama. Es la 2º causa de muerte por cáncer.

 

  • ¿Cuáles son las herramientas de prevención? ¿Qué aspectos debe tener en cuenta el paciente que va a enfrentarse a una prueba de colonoscopia?

El programa de cribado poblacional dirigido a personas, mujeres y hombres sin factores de riesgo conocidos de entre 50 y 69 años consiste en realizarse cada 2 años una prueba de sangre oculta en heces y en el caso que el resultado sea positivo, se realizará una colonoscopia. La colonoscopia es una prueba diagnóstica y también puede ser útil para el tratamiento y extirpación de lesiones precursoras del cáncer.

 

  • ¿Cuáles son los síntomas o signos que nos pueden hacer sospechar de la presencia de esta enfermedad?

Uno de los problemas de este tumor es que no suele provocar síntomas específicos y, cuando lo hace, suele encontrarse ya en una fase avanzada. Síntomas que pueden alertar de su aparición son el sangrado en las heces, cambio en la frecuencia y características de las deposiciones, cansancio, anemia, pérdida de peso y apetito sin explicación aparente, dolor abdominal.

 

 

  • A pesar de tratarse de uno de los tipos de cáncer con mayor índice de mortalidad, en que medida la detección precoz mejora el pronóstico?

El cáncer colorrectal es uno de los tumores malignos en los que se ha demostrado que la detección precoz permite controlar la enfermedad en más del 90% de lo casos y reducir la mortalidad debido a la enfermedad en un 40%.

Informar y concienciar a la población general sobre la importancia de promover la salud disminuyendo los factores de riesgo relacionados con este tipo de tumor y la importancia de participar en el cribado es clave para la prevención del cáncer colorrectal.

 

 

  • ¿Cuáles son los hábitos de vida y el tipo de alimentación recomendada de cara a la prevención de esta enfermedad?

Las personas sanas pueden desempeñar una prevención activa corrigiendo malos hábitos alimentarios, controlando el consumo de alcohol y realizando una actividad física acorde. Una dieta saludable y variada disminuye el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal. Una dieta rica en frutas, verduras y fibra es considerada protectora frente al cáncer colorrectal.

 

  • La investigación y los estudios continuos están cercando cada vez más a esta enfermedad. ¿Cuáles son las mejoras de los últimos años en la prevención y tratamiento del cáncer colorrectal?

En materia de prevención la evidencia científica ha demostrado que una simple prueba de sangre oculta en heces es coste/eficaz en relación a disminuir la incidencia y mortalidad del cáncer colorrectal. La detección precoz de lesiones premalignas y su tratamiento son claves. En la enfermedad avanzada ha habido avances en el campo de la cirugía con menor morbimortalidad y tratamientos múltiples personalizados en el campo del tratamiento sistémico como las terapias biológicas y tratamientos locales mediante radiaciones dirigidos.

 

 

Apoyar los programas de cribado que están en marcha y promover la cobertura global en España, así como informar y sensibilizar a los profesionales de la salud y a la Administración sanitaria de la importancia de la prevención del cáncer de colon, son los compromisos de la Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon.

El cáncer colorrectal tiene una gran incidencia en los países desarrollados, en España es el tumor maligno más frecuente en ambos sexos, por encima de los de pulmón y mama, y la segunda causa de muerte por cáncer. El CCR sigue siendo un problema sanitario. Investigaciones actuales muestran que la tendencia es que su incidencia siga aumentando, en gran medida debido a la influencia de factores de riesgo. La incidencia en 2015 ha sido de 41.411 casos/nuevos/año, lo que supone unos 956 diagnósticos nuevos cada semana y 135 casos/día. Se trata de un tumor que no suele causar ninguna molestia hasta que la enfermedad está avanzada, de ahí la importancia de realizar acciones preventivas en personas sin síntomas.

La prevención y la detección precoz son las armas fundamentales en la lucha contra el cáncer colorrectal. El 90% de los casos de cáncer colorrectal se presenta en personas mayores de 50 años.

Los programas de cribado tienen como principal objetivo detectar precozmente la enfermedad o lesiones premalignas, mejor aún, prevenir la aparición del cáncer de colorrectal, y reducir así la mortalidad que de él se deriva. Si se detecta a tiempo las probabilidades de curación son muy elevadas. Nueve de cada diez casos se curan si se detectan de manera temprana. El detectar precozmente un cáncer colorrectal puede reducir la mortalidad hasta en un 40%.

Los programas de cribado a través de una simple prueba bienal como es la sangre oculta en heces (no molesta, sencilla y barata) permiten diagnosticar y tratar lesiones precursoras del cáncer.

En aquellas CCAA en los que se ha implantado el programa de cribado se confirma que es un procedimiento coste efectivo y ahorra recursos al sistema sanitario, mediante este cribado poblacional es posible evitar  en los próximos años que uno de cada 20 hombres y una de cada 30 mujeres  sufran un cáncer colorrectal antes de los 75 años.

Aunque las 17 Comunidades Autónomas cuentan con un programa de cribado, algunas, como Madrid, lo han incorporado recientemente. Cabe recordar que los programas de cribado requieren además de una participación activa de las personas cuando se encuentran en una Comunidad Autónoma que les facilita el acceso al cribado y les invita a participar.

Aún hoy existe un gran desconocimiento sobre el cáncer colon y sobre las medidas de prevención como el cribado y sobre la prueba del test de sangre oculta en heces como método sencillo y útil para detectar precozmente este cáncer. El desconocimiento es en sí mismo un factor de riesgo ya que hace que las personas no sean conscientes de las posibilidades que tienen de evitar una enfermedad grave. Es importante trabajar para que toda la población conozca cómo se puede evitar o detectar el cáncer de colon de forma temprana, asuma la importancia de participar en los programas de cribado que ofrecen la sanidad pública, y que se adhiera a ellos con continuidad.

La importancia de conocer y actuar frente a los factores de riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal

El CCR es un tumor que no suele causar ninguna molestia hasta que la enfermedad está avanzada, de ahí la importancia de efectuar por un lado acciones preventivas en personas sin síntomas y por otra parte dar a conocer medidas que pueden modificar y minimizar los factores de riesgo relacionados con este tipo de cáncer.

Actualmente se identifican una serie de factores de riesgo relacionados con el desarrollo del CCR: factores genéticos, factores de riesgo externos como la edad, género, factores ambientales, nutricionales y hábitos de vida.

Factores de riesgo genéticos: en el 70% de los casos del CCR, llamado esporádico, suele presentarse en personas de edad avanzada y no se considera  dependiente en gran medida de factores de riesgo genéticos. En cambio, en menos del 10% de los casos se demuestra una carga genética preponderante y una edad de presentación más temprana. En un tercer grupo de casos (20%-25%) aunque pueden observarse algunas mutaciones, existen factores de otra naturaleza con cierta importancia.

Factores de riesgo externos: la mayoría del CCR esporádico se asocia a diferentes factores de riesgo ambientales. Sin embargo, no todos los factores confieren la misma magnitud de riesgo, por ejemplo la intervención en los hábitos de vida es una herramienta con gran impacto en la prevención de este tipo de cáncer. Por tanto, el uso de la educación para la salud aporta una herramienta de prevención imprescindible.

Aún hoy existe un gran desconocimiento sobre el cáncer colon y sobre las medidas de prevención como el cribado y sobre la prueba del test de sangre oculta en heces como método sencillo y útil para detectar precozmente este cáncer. El desconocimiento es en sí mismo un factor de riesgo ya que hace que las personas no sean conscientes de las posibilidades que tienen de evitar una enfermedad grave. Es importante trabajar para que toda la población conozca cómo se puede evitar o detectar el cáncer de colon de forma temprana, asuma la importancia de participar en los programas de cribado que ofrecen la sanidad pública, y que se adhiera a ellos con continuidad.

 

 

About Author

Emiral

Entradas relacionadas

Dejar un comentario