Origen de la Especialidad y Breve Historia de la Sociedad

El origen de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), anteriormente AERO (Asociación Española de Oncología y Radioterapia) hay que retrotraerlo a la década de los sesenta, en la que los especialistas dedicados a la aplicación de la radioterapia en pacientes oncológicos, fueron conscientes de que aunque provenientes de la Electroradiología (nombre oficial de la especialidad que agrupaba a todos los que se dedicaban a la Electrología y a las diversas ramas radiológicas: Radiodiagnóstico, Radioterapia y Medicina Nuclear), la actividad desarrollada tenía ya unas peculiaridades especificas, no suficientemente expresadas dentro de la electroradiología. Además la actividad clínica se fue circunscribiendo mayoritariamente al tratamiento de pacientes oncológicos, y algunas entidades benignas.

Historia de la radiología

Etapa de la AERO como asociación filial de la SEREM

Se fue gestando de esta forma, una especialidad nueva, de orientación tecnológica y nosológica (esto último como, especialidad que se ocupa de una o varias enfermedades relacionadas, como ocurre con la oncología médica o la ya desaparecida tisiología), que amparase y tipificara el ejercicio profesional de estos especialistas dedicados al tratamiento del cáncer con radiaciones ionizantes y todos los aspectos diagnósticos y terapéuticos relacionados, para ello, apoyándose en el uso de las radiaciones, la oncología, la física y la radiobiología.
Ello obligó a plantear y llevar a cabo la escisión de la electrorradiología, volcados preferentemente en los aspectos diagnósticos de las radiaciones ionizantes y de los isótopos radiactivos. Durante la primavera de 1978 tuvieron lugar en Madrid varias reuniones de un grupo de especialistas dedicados al uso de la radioterapia como objetivo prioritario de su actividad dentro de la atención del paciente oncológico, además del uso de otras terapias asociadas para crear una nueva filial de la Sociedad Española de Electroradiología Médica (SEREM).
Ya entonces, destacan personas relevantes de la futura asociación, como los Dres Otero, Lanzós, Solís, Gimeno Alfós, Ramos, Irigaray, Petschen, Mañas, de la Torre, Subías, o en etapas más posteriores los Dres Pedraza, Biete, Calvo, Craven etc. que redactaron unos estatutos de la denominada en aquel momento, Asociación de Radioterapia y Oncología (AERO), filial de la SEREM. Estos fueron presentados a la Junta Directiva de la SEREM y se aprobaron el 2 de junio de 1978, aunque debiendo ser socio de la SEREM para poder ser socio de la AERO y estableciéndose la categoría de socios fundadores, numerarios, corresponsales, corporativos y de honor. Aunque hubo una contradicción, por la imposición de la SEREM, como señala el Dr Biete, al especificar que tendrán la consideración de socios numerarios “los socios de la SEREM, médicos, físicos, químicos, biólogos y otros, con dedicación exclusiva oficial a la especialidad de Radioterapia y Oncología” ya que no existía como tal la especialidad de Oncología y Radioterapia.
Para apreciar los detalles de estos primeros tiempos, se puede consultar los capítulos del Libro blanco SEOR XXI, que referenciamos al final del escrito, y el libro conmemorativo de los 25 años de la AERO.
Tras el paso por una Comisión Gestora de la Asociación de Radioterapia y Oncología, Filial de la SEREM (compuesta por los siguientes miembros: Presidente el Dr. José Mª Irigaray y Secretario el Dr. Eduardo Lanzós siendo vocales los Dres Ignacio Petschen, Fernando Solsona y Luis Gimeno Alfós) se celebra en Madrid, el 15 de diciembre de 1978, la elección de la Junta Fundacional de la AERO. Saliendo de presidente en esta primera junta el Dr Otero, Vicepresidente el Profesor Martínez Morillo, secretario el Profesor Lanzós. Como vocales los doctores Irigaray, doctor Millán (físico) y doctor Hernández Prieto.

Comienza así su andadura la AERO, aunque dentro de la SEREM, el 12 de enero de 1979 y ya se nombran como representantes de la Comisión Nacional de la Especialidad a los Dres Hernández Prieto y Millán y se acuerda también la celebración de una reunión científica bianual (el futuro congreso de AERO) que no debe ser coincidente con los congresos de la SEREM. Se define los campos de acción de las especialidades médicas relacionadas con la Oncología tras reunión con la los representantes de la SEO (Sociedad Española de Oncología) y SEQUIO (Sociedad Española de Quimioterapia Oncológica). Se celebra el primer congreso de la AERO en Barcelona (organizado por el Profesor Martínez Morillo y Dr Hernández Prieto y presidente del comité científico el doctor I. Petschen) los días 12, 13 y 14 de Noviembre de 1982 en el Instituto de Higiene y Seguridad en el Trabajo, siendo el doctor Subías el presidente del comité organizador.
Bajo el auspicio de la AERO, el doctor Petschen, realiza el primer estudio sobre la situación de la radioterapia en España, titulado “Plan Nacional de Servicios de Oncología Radioterápica” y es remitido al Insalud con la finalidad de corregir los graves déficits de equipamiento que padecía España. Hay una etapa transitoria de colaboración con la SEREM, participando en los congresos de ésta, como AERO, así en el congreso de Sevilla en 1985 y se diseña el logotipo clásico de la AERO con el “cangrejo con el tubo de Rx y el símbolo de la QT” utilizado en el III Congreso de la AERO, en Bilbao en 1986. Posteriormente este símbolo se cambia por el más geométrico que representa un colimador del acelerador.

Etapa de crecimiento y de camino hacia la independencia como Asociación científica oncológica

Posteriormente hay una etapa de búsqueda de mayor independencia de la AERO dentro de la SERAM (Sociedad Española de Radiología Médica, desapareciendo la electrorradiología, desapareciendo la SEREM). En 1987 participa la AERO en el primer libro blanco de la Oncología en España que promueve la FESEO (Federación Española de Sociedades Oncológicas), censándose 42 Servicios de Oncología Radioterápica en España.
Las desavenencias con la SERAM aumentan y se provoca una situación irreversible que hace que el Dr Craven proponga y se refunde la nueva AERO, como sociedad científica independiente de la SERAM, con entidad jurídica independiente y así, en Alicante, en 1988, se celebra el último congreso de la AERO como filial de la SERAM.

Etapa de la AERO como asociación independiente

Será ya en Santiago, en 1989 cuando se celebra el I congreso de la nueva AERO, pero se conserva la numeración previa y se denomina V congreso.
Así ya, la nueva AERO, ha tenido un devenir con grandes logros y aglutinación de la ya especialidad de Oncología Radioterápica, agrupando hasta 600 socios, durante sus 27 años de historia y XIII congresos.
Durante este tiempo ha articulado la comunicación de avances científicos, el intercambio de especialistas y el crecimiento como especialidad, liderando los avances tecnológicos y clínicos recogidos en los sucesivos congresos e implantando su posición en Europa con miembros de la sociedad en los altos cargos de las sociedades científicas europeas y latinoamericanas. Su crecimiento en número de socios ha ido acompañando al crecimiento de los servicios, actualmente 119 entre centros públicos y privados, buena prueba de alta implantación en nuestra sociedad. También ha sido parte muy activa de la FESEO y de las respectivas sociedades autonómicas oncológicas.

Ya en el XII Congreso de la AERO, celebrado en Palmas de Gran Canarias en octubre de 2003, se elige como presidenta electa a la doctora Ana Mañas, en cuyo programa proponía un cambio de rumbo de la AERO, modernizándose en su estructura y cambiando de nombre la Sociedad Científica, a tenor de las nuevas corrientes, que transformaban las antiguas asociaciones en Sociedades.

Etapa de la SEOR

Es nombrada presidente en octubre de 2005, durante el XIII Congreso de la AERO (último congreso de la AERO), celebrado en Cádiz (organizado por el Dr Román y coincidiendo con la celebración del 25 aniversario de la AERO), y en Febrero de 2006 se celebra en el Palacio de Ferias de Madrid el I Euroforum Internacional de la AERO, durante el cual, en la asamblea general, con el orden del día del cambio de denominación de la sociedad de AERO a SEOR (Sociedad Española de Oncología Radioterápica) se vota favorablemente el cambio. Tras debate, el Dr Herruzo, presidente electo y presidente del comité organizador del próximo congreso, propone y se acepta, para dar continuidad a la historia de nuestra sociedad, denominar el próximo congreso como XIV Congreso Nacional de la SEOR, celebrado en octubre de 2007 en Málaga.

Durante estos últimos años, la sociedad ha experimentado un enorme cambio en su estructura, con la creación de una secretaría técnica permanente, coordinación de las actividades científicas y estructuración en Grupos de Trabajo por patologías que ha aglutinado la labor asistencial, docente e investigadora de los distintos especialistas dedicados a cada área específica, siendo más de 18 grupos, impulsando la elaboración de guías, libros de la especialidad, destacando la Guía de Braquiterapia (primer tratado de estas características) elaborado por el Grupo Español de Braquiterapia.
Otro hito importante de la sociedad ha sido la constitución de la Escuela Española de Oncología Radioterápica, constituida en Noviembre de 2008 por la Junta Directiva presidida por el doctor Herruzo, durante el VI Congreso Nacional de la FESEO, celebrado en Madrid, y en la que la Dra Alonso, como secretaria técnica y el DR Guedea impulsaron su desarrollo, estructurado un programa de formación coordinada y que recoge los aspectos básicos y avanzados de las distintas patologías y bases moleculares y radiobiológicas de la especialidad. Actualmente ha adquirido un rango de profesionalización semejante a la escuela de formación de la ESTRO, con la que mantiene intercambio de profesores y reconocimiento mutuo así como con Latinoamérica a través de su sociedad científica de ALATRO.
También ha sido importante la firma del convenio de colaboración entre SEOR y GICOR (Grupo de Investigación Clínica en Oncología Radioterápica), presidido entonces por el Profesor Calvo, que es un potente motor de la cooperación entre los grupos de Trabajo de la SEOR y el ya veterano grupo GICOR para potenciar la investigación en nuestra especialidad.
También, en el XV Congreso nacional de la SEOR, celebrado en Castellón, presidido por el Dr Ferrer, se aprobó el nuevo Código Ético, adaptado a los nuevos tiempos y con la nueva estructura de la SEOR.
Ya en esta última etapa se ha publicado el primer Libro Blanco de la Oncología Radioterápica “Libro Blanco SEOR XXI” coordinado por el Dr Herruzo y que ha sido órgano de comunicación con las autoridades sanitarias en las respectivas comunidades a las que se le ha ido entregando personalmente por el Dr Ramos.
Tambien es importante la elaboración de un registro Nacional del cáncer de próstata que ha llevado a la creación del registro nacional del cáncer desde la Oncología Radioterápica promovido por el Dr Lopez Torrecillas.
Desde la Junta Directiva, se han desarrollado jornadas específicas sobre Gestión, como la denominada “Jornada Estratégica Dr Camilo Veiras” o las organizadas por el Dr Ramos. En ellas, se analizan y preparan a la sociedad para los nuevos y difíciles tiempos, de difícil relación con otras sociedades oncológicas que no reconocen el papel primordial y fundamental que ha tenido y sigue teniendo nuestra especialidad, desde sus orígenes, siendo la sociedad científica dedicada al tratamiento del cáncer más antigua de España, y que dificultan a veces, el adecuado desarrollo de la atención multidisciplinar, derecho y exigencia a las sociedades científicas implicadas en la atención de nuestros pacientes oncológicos.

 

esquema

 

Autor :Dr. Ismael Herruzo